Prefectura Aconcagua y 2da Comisaría de San Felipe: primer lugar Premio CES 2022

Con 74, 5 puntos de 100 el edificio de Carabineros de Chile ofrece más de tres mil metros cuadrados de gran estándar lumínico y térmico a la comunidad del Valle de Aconcagua.

El nuevo edificio de la Prefectura de Carabineros de Aconcagua, que alberga también las dependencias de la Segunda Comisaría de San Felipe, fue ejecutado por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas con una inversión superior a los $5 mil millones. Hoy, el proyecto llena de orgullo a la institución de Carabineros de Chile y a todos quienes trabajaron para certificarlo.

“Recibir el premio es constatar que valió la pena. Todos aprendimos mucho en el proceso y que los usuarios estén contentos es lo más gratificante. Al ver el edificio en su conjunto y de forma tan integral, le mostramos a todas las partes involucradas que la eficiencia energética y la sustentabilidad valen la pena”, dijo María Luisa Del Campo, asesora CES de Kipus.

El edificio de más de 3 mil metros cuadrados destaca por sus paneles solares y el tratamiento especial de fachadas con capas de envolvente térmica, entre otros atributos.“El sistema CES es un buen sistema para nosotros como arquitectos. Además, si el objetivo es lograr obras bastante eficientes en términos de consumo, considerando todo lo que el consumo energético es hoy día, es un buen tema”, explicó Marcelo Cornejo, socio de Valle Cornejo Arquitectos.

 En tanto, Juan José González, arquitecto de la oficina, recordó que el proyecto consideró varias aristas relacionadas con la certificación CES, como qué tan eficiente es el edificio, la iluminación, la ventilación y todo tipo de energía que se pueda ahorrar.

“Específicamente, mejoró mucho la calidad de atención al público. Hay espacios grandes, reservados para atención de víctimas y de menores. Los calabozos son de última generación, tienen aire acondicionado, luz natural, espacios más seguros y de más confort para las personas en calidad de detenidos”, afirmó el teniente coronel, Mauricio Guzmán, subprefecto de la Prefectura Aconcagua.

La estructura de hormigón armado consta de dos pisos con un acceso principal único para atender a las personas. “Estamos muy contentos de recibir este edificio con una certificación sobresaliente, que es único en el Valle de Aconcagua y que se distingue de otras edificaciones tanto públicas como privadas”, concluyó Wilfredo Jiménez, representante de la Dirección de Arquitectura MOP Valparaíso.

🟢 Mandante: Carabineros de Chile
🟢 Unidad técnica: Dirección Regional de Arquitectura del MOP Región de Valparaíso
🟢 Arquitecto: Valle Cornejo Arquitectos 
🟢 Asesor: María Luisa del Campo
🟢 Entidad Evaluadora: IDIEM
🟢 Constructora: Constructora B+V
🟢 Ubicación: San Felipe, Región de Valparaíso

El proyecto que mejorará el confort de usuarios de los servicios de justicia en Rancagua

Con un diseño arquitectónico estrechamente vinculado a la eficiencia energética, que privilegia la luz natural sin producir sobrecalentamiento en verano, el edificio generará importantes ahorros de energía, tanto en iluminación como en climatización.

Un edificio de más de 8.000 metros cuadrados albergará las oficinas de la Seremi de Justicia y Derechos Humanos, la Dirección Regional de Gendarmería, la Corporación de Asistencia Judicial, el Servicio Registro Civil e Identificación, el Servicio Nacional de Menores y la Defensoría Penal Pública Local, en la Región del Libertador Bernardo O’Higgins. El proyecto -que cuenta con precertificación CES- podría estar inaugurado en 2024.

Ubicado en los terrenos de la antigua cárcel de Rancagua, en O’ Carrol esquina Lastarria, el proyecto busca reducir la demanda y consumo energético, además de hacer más eficiente el uso de agua potable.

El proyecto asesorado por CES María Luisa Del Campo, directora del Centro Tecnológico Kipus de la Universidad de Talca destaca por ocupar un pequeño espacio, optimizado de acuerdo con el programa solicitado por el Ministerio de Obras Públicas. “Fue desafiante en sustentabilidad porque, en pocos metros cuadrados, se diseñaron oficinas mediterráneas gracias a la coordinación temprana entre las diversas especialidades”, explica la ingeniera.

De esta manera, se ajustaron las piezas que lograron configurar una adecuada iluminación natural con una envolvente vidriada que dará el control solar necesario para no generar sobrecalentamiento en una zona de veranos calurosos. “Hubo que mover con pinzas cada elemento, para lograr este edificio sustentable”, afirma María Luisa Del Campo.

El inmueble fiscal -edificado en cinco pisos- contará con dos pisos bajo nivel para estacionamientos y bodegas y albergará a unos 250 funcionarios que atenderán los diferentes servicios del Ministerio de Justicia. “Con lo que más se jugó -desde el punto de vista de la arquitectura- fue con la iluminación natural y el control solar para llegar a un punto de equilibrio. Se orientaron y ajustaron bien los distanciamientos entre las lamas verticales, calculando luz y ganancia solar, lo que era bastante complejo”, detalla la directora del centro Kipus.

Siguiente paso: la certificación

El edificio en construcción -que podría comenzar su proceso de certificación el próximo año- ha debido sortear obstáculos en aspectos materiales, logrando mantener sus niveles de sustentabilidad sin comprometer las variables que se evalúan en CES. “Nos ha estado pasando con los artefactos sanitarios, pues no estaban los que inicialmente se habían proyectado, pero hemos seguido trabajando en conjunto para alcanzar los resultados”, comenta María Luisa Del Campo.

Lo más valorado por Mario Lobo, asesor CES de la entidad evaluadora Ecosustenta, es el control solar con celosías que limitará el ingreso de luz solar en época estival, las ventanas termopanel con envolvente térmica, los sistemas de bombas de calor y la calidad de los materiales que permitieron llegar a los 43 puntos necesarios para obtener la precertificación.

Cifras clave

40,8% de reducción de consumo de agua potable

21,7% de reducción de consumos de energía

22,4% de reducción de demanda de energía

Segundo lugar Premios CES 2020: con la sustentabilidad en el corazón

La estrategias de diseño, tecnologías y materiales estuvieron presentes -desde el origen- en la elaboración del proyecto Tercera Comisaría de Limache, en el que participaron MAO Arquitectos, la constructora B+V y Kipus.

Mandatada por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas de la Región de Valparaíso y Carabineros de Chile, la Tercera Comisaría de Limache contó con la asesoría de María Luisa Del Campo, de Kipus; mientras que su diseño estuvo a cargo de la MAO Arquitectos. “El diseño que se adapta a los requerimientos climáticos del lugar, lo que se traduce en un aumento significativo del confort térmico pasivo; una reducción de las demandas de energía para climatización e iluminación superior al 32% y una reducción del consumo de energía también superior al 30%”, detalló el jefe de CES, Hernán Madrid, al entregar el segundo lugar de los Premios CES.

  Según Mónica Álvarez De Oro, socia de MAO Arquitectos y presidenta de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), su oficina ha tomado como una variable central de cada proyecto a la sostenibilidad. “Desde las primeras líneas de los anteproyectos incorporamos estrategias de diseño, tecnologías y materiales que apunten a ese objetivo. Por ello , ha sido nuestro desafío el capacitarnos en cursos y posgrados y aplicar los conocimientos adquiridos para mejorar nuestra arquitectura, su habitabilidad y la eficiencia de las edificaciones”, explicó.

  Además, para la arquitecta el trabajo en conjunto con Kipus en la certificación CES y con la constructora B+V, donde siempre han demostrado respeto a la arquitectura y gran apoyo para llegar a un excelente desempeño en la edificación, han hecho posible la obtención de este premio, que llega como un reconocimiento al gran equipo de trabajo que se ha formado. “Agradecemos este incentivo que nos hace trabajar con mayor entusiasmo y aún más dedicación en nuevos desafíos y futuros proyectos”, dijo Mónica Álvarez De Oro.

  En tanto, Fernando Marín, socio de MAO Arquitectos y director nacional del Colegio de Arquitectos, destacó el hecho de que la certificación de edificios se haya normalizado. “Hoy, no hay plan de estudios de ninguna escuela de arquitectura que no tenga introducción a la sustentabilidad desde el primer año. Eso es el mayor logro, que desde la tecnología y las políticas públicas se ha logrado traspasar a la enseñanza de la arquitectura, lo cual se ve reflejado en premios como este. Le dedico este premio a todo el equipo de la oficina, que tiene mucha experiencia en esto y que la vuelcan en cada edificio”, comentó.

  Ejecutado por la Constructora ByC, en el proyecto destacan el uso de protecciones solares para controlar el calentamiento por radiación solar, el aprovechamiento de la luz día y el bajo consumo de energía en climatización, debido al uso de aislación térmica.