Planificación maestra y CES: herramientas sinérgicas para la sostenibilidad

Por Mauricio Ramírez Molina, arquitecto ▪ MSc UCLouvain, socio 88 Limitada y asesor CES

Las exigencias de sostenibilidad a nivel global y nacional vinculadas —entre otras— a eficiencia energética y gestión de la energía, huella de carbono, huella hídrica y circularidad reflejan una sociedad interesada en perfeccionar y mejorar su relación con el planeta, lo que evidentemente es una buena noticia para todos. Sin embargo, con tal cantidad de áreas por abordar, es fácil sentirse agobiado al no saber por dónde partir y cómo responder a estas exigencias de forma seria. En tal sentido, para aquellas organizaciones o grupos de la sociedad que funcionan o actúan en base o desde el entorno construido, puede haber una gran oportunidad para implementarlas de forma estructurada, segura y económicamente viable a través de la planificación maestra o master planning.

El Banco Mundial define al plan maestro como “un documento dinámico de planificación a largo plazo que proporciona un diseño conceptual para guiar el crecimiento y desarrollo futuros. La planificación maestra consiste en hacer la conexión entre los edificios, los entornos sociales y sus entornos circundantes”. El Banco Mundial también indica que la planificación maestra puede asumir otros roles, tales como “Desarrollar un cronograma de escalonamiento e implementación e identificar prioridades para la acción”, “Conceptualizar y dar forma al entorno urbano tridimensional” e “Involucrar a la comunidad local y actuar como constructor de consenso”.

Así, la planificación maestra o master planning nos permite visualizar un futuro deseado que, diseñado mediante prospección y escenarios posibles, nos ayudará a desarrollar estrategias y tácticas para implementar lo que necesitaremos de forma adecuada y realista. Además, con la digitalización de nuestra realidad física y el desarrollo de software basado en ciencia y en data, es posible desarrollar estos escenarios o perspectivas con un mayor grado de confiabilidad, para luego evaluarlos y finalmente llevarlos a la realidad. Asimismo, una mayor disponibilidad de métricas y líneas base de sostenibilidad y de metas al 2030, 2040 y 2050 completan los insumos necesarios para una planificación maestra robusta.

En nuestra experiencia en el diseño y desarrollo de planes maestros para dos universidades nacionales —8 campus, 70 hectáreas y cerca de 300.000 m2 en total— a través de la planificación maestra basada en edificios y áreas exteriores hemos podido incorporar múltiples directivas relacionadas a la sostenibilidad, alineadas con políticas públicas nacionales y tendencias internacionales, incluidos los ODS de la ONU. Nuestra experiencia más reciente con la Universidad Católica de Temuco UCT, donde hemos diseñado su Plan Integral de Campus, nos ha permitido incluir no sólo dimensiones de la sostenibilidad relacionadas a los edificios, sino también otras dimensiones que tienen que ver con la organización, las personas, su funcionamiento interno y su relación con la comunidad y la ciudad. Temas como circularidad, inclusividad, interculturalidad y ciencia y tecnología para el desarrollo regional forman parte de este robusto plan, que nace a partir de sus anhelos y de la prospección y planificación de su entorno construido y que permitirá a la UCT posicionarse como un referente en este ámbito.

Aquí, la Certificación Edificio Sustentable CES se transforma en un gran aliado para poder implementar las estrategias de sostenibilidad definidas a nivel de plan maestro, al proveer una solución integrada aplicable al ámbito de las edificaciones y que es concordante con las exigencias globales y nacionales de sostenibilidad que las organizaciones o empresas deben cumplir. CES posee una gran cantidad de métricas que pueden ser utilizadas en los escenarios prospectivos, lo que permite evaluar el cumplimiento futuro de metas de sostenibilidad, la inversión requerida para ello y sus retornos económicos, ambientales y sociales. Por esta razón hemos recomendado e incluido a la Certificación Edificio Sustentable como herramienta preferente de certificación de edificios en todos los planes maestros que hemos diseñado y desarrollado.

Las regiones siguen empujando con fuerza la sustentabilidad de sus edificios

En el último trimestre, la inscripción de proyectos de uso público creció 63% en comparación con los primeros tres meses del año y son las regiones distintas a la Metropolitana las más interesadas, pues acaparan el 78% de la torta.

Hogar de Ancianos “Padre Antonio Ronchi”.

La inscripción de proyectos de uso público que aspiran a obtener la Certificación Edificio Sustentable (CES) aumentó 63% en el último trimestre, si se compara con los primeros tres meses de 2022. La mayoría de ellos se emplaza en regiones distintas a la Metropolitana, las que representan el 78% del total de proyectos inscritos. En tanto, sólo el 22% del total se ubica en la RM.

“En el último tiempo destaca el interés de las regiones del Biobío y de Ñuble. En cuanto al tipo de proyecto, sobresalen los centros deportivos, debido a su envergadura, pues un centro de entrenamiento del tenis, por ejemplo, abarca más de 5.300 m2; también se inscribió un centro de entrenamiento de deportes colectivos y urbanos con 13.155 metros cuadrados; y otro espacio para atletismo con más de 7 mil m2”, comenta la arquitecta de CES, Romy Lückeheide. Sin duda, son buenas noticias para el mundo del deporte en el contexto de los Juegos Panamericanos 2023. 

Centro de Entrenamiento de Tenis y Deportes de Raqueta.
Centro de Entrenamiento Deportes Colectivos y Urbanos.
Centro Entrenamiento Atletismo.

Pero también los hay asociados a la agricultura, pues se inscribió el proyecto Laboratorio Regional SAG, mandatado por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y ejecutado por la Dirección Nacional de Agricultura de la región de Ñuble, con más de 1.800 m2 de superficie.

Laboratorio Regional SAG.

Otra novedad entre los postulantes a la certificación CES es el Hogar de Ancianos “Padre Antonio Ronchi”, proyecto mandatado por el Gobierno Regional de Aysén, para Coyhaique, ejecutado por la Dirección de Arquitectura de la Región de Aysén.

Misión a Europa: jefe de CES recorre iniciativas carbono neutrales 

Hernán Madrid visitó una de las ferias de construcción más importantes del mundo en Francia y se interiorizó de las medidas adoptadas por el aeropuerto de Lyon, certificado carbono neutral.

Lograr edificios que no tengan huella neta de carbono es una de las grandes metas de la industria de la construcción europea, donde se han concentrado en desarrollar soluciones innovadoras ligadas tanto a la metodología constructiva como a los materiales. Eso fue lo que percibió el jefe de CES, Hernán Madrid, en su recorrido por la feria Batimat, en París, donde diversos expositores mostraron cómo están reduciendo la emisión de gases.

Materiales de origen biológico y reciclados destacaron en la muestra que estuvo abierta entre el 3 y el 6 de octubre en Francia, donde -según el jefe de CES- la orientación a la carbono neutralidad era notoria. “Los productos eran muy innovadores, había incluso un proceso de fosilización acelerado para convertir los residuos en elementos inertes y utilizarlos como materiales de construcción”, comenta Hernán Madrid.

En la feria Batimat, la declaración de los impactos ambientales y la reducción de la huella de carbono se abordaban como argumentos de venta entre las empresas participantes. “Las ideas que transmitían tienen relación con la reducción de las emisiones y las metas de reducción estimadas para 2030 y 2050”, detalla Madrid, quien destacó la transparencia de la industria en Europa.

De hecho, Francia lleva la delantera en el avance hacia la carbono neutralidad. “Se ve que de verdad se lo están tomando en serio y están avanzando en estos temas que están ampliamente incorporados. Además, están trabajando fuertemente en electromovilidad, equipamiento para el transporte, tecnología y uso de energía fotovoltaica”, dice.

Además de sus seis pabellones, la feria Batimat presentó un ciclo de conferencias centradas en la descarbonización, charlas internacionales y visitas guiadas.

El aeropuerto de Lyon

En medio del desarrollo de la versión aeropuertos de la Certificación Edificio Sustentable, conocer la experiencia de uno de los terminales más sustentables del mundo fue clave para Hernán Madrid. “Nos interesan los aeropuertos certificados net zero carbono y hemos estado mirando con especial atención la certificación Airport Carbon Accreditation (ACA) que entrega el Airport Council International (ACI), aún cuando aborda criterios que van más allá de los edificios, ya que tiene incorporada la operación aérea”, explica Madrid, quien pudo visitar el aeropuerto administrado por Vinci Airports gracias a la gestión de la Dirección de Aeropuertos del Ministerio de Obras Públicas y del ACI Latinoamérica.

La empresa francesa ha tomado medidas importantes para la reducción de la huella de carbono, preocupándose a nivel de los edificios de la eficiencia energética tanto con estrategias pasivas y activas, la incorporación de biocombustibles en reemplazo de los combustibles tradicionales en la flota interior, incorporación de energías renovables fotovoltaicas y la disminución de emisiones por gestión de algunos procesos aéreos, como son las aproximaciones de los aviones antes del aterrizaje. “Las emisiones que no han podido ser reducidas son compensadas para llegar a cero, con un programa de trabajo con la región de Auvernia-Ródano que incluye reforestación con vegetación nativa”, concluye el profesional.

Los hitos de CES y el aporte de la DA-MOP

Por Paola Molina, presidenta de CES.

Sin duda, un hito relevante para CES ha sido la colaboración con la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, la que se ha extendido más allá, logrando la segunda incorporación de los proyectos que ellos gestionan con CES en una nueva emisión de Bonos Verdes Soberanos. 

Esta es una iniciativa que involucra a los Ministerios de Hacienda, Medio Ambiente y Obras Públicas, y en la versión pasada, ya pudimos aportar con la cuantificación de las reducciones de emisiones en la etapa de operación de los edificios CES certificados de la DA-MOP, de modo que formaron parte por primera vez en la segunda emisión de Bonos Verdes del país, aportando con un 38% de los bonos emitidos, equivalentes a 1.180 millones de dólares. 

Por este importante logro queremos agradecer a la Dirección de Arquitectura del MOP por haber incorporado nuevamente a CES como una herramienta de medición y aporte.

También es importante destacar el exitoso convenio de colaboración suscrito entre el Minergía, MOP y CES durante el 2019-2020, que se amplió al 2021, permitiéndonos desarrollar importantes avances en el alcance de nuestra herramienta que hoy ya se encuentran mayoritariamente concluidos.

El convenio suscrito generó, entre otros aportes: 

  • Nueva Plataforma web de CES que se encuentra ya en operación. 

Se desarrolló una nueva plataforma para los procesos de certificación, lo que fue un esfuerzo importante para facilitar el trabajo de asesores, equipos de proyecto y evaluadoras, y al mismo tiempo, permitir un manejo estadístico detallado de la información que se levanta a partir de los procesos de certificación, de modo de poder colaborar con las diferentes instancias de reporte a nivel nacional e internacional. 

  • Aporte a la futura Calificación Energética de Edificios de uso Público, Comerciales y Oficinas. 

En el marco de la Ley de Eficiencia Energética, se plantea la implementación de la Calificación Energética de Edificios de Uso Público, Comerciales y Oficinas. 

Esta calificación completará un núcleo de herramientas locales para el área, sumándose a las ya existentes CEV, CVS y CES.

Para su desarrollo se trazó un programa consistente en tres estudios o etapas, de las cuales la primera y segunda parte fueron desarrolladas en el marco de este convenio y consisten principalmente en el levantamiento de la experiencia internacional, metodologías y modelos de referencia, y en el desarrollo de una herramienta de cálculo para la calificación. 

Las dos etapas concernientes a este convenio se encuentran terminadas.

  • Estudios para la incorporación a la certificación de estándares Net 0 energía y Net 0 carbono. 

Se avanzó en la definición de aplicación del estándar Net Zero energía y net Zero carbono. Para lo que se desarrolló un estudio, basándose en la experiencia internacional y la realidad de Chile. El estudio se encuentra disponible en nuestro sitio web.

También se generó un estudio piloto de huella de carbono, en el Edificio del Centro Día Adulto Mayor de Punta Arenas, ganador 2019 categoría certificación con nivel Destacado con 69 puntos. Se desarrolló una cuantificación de la huella de carbono en el ciclo completo de la edificación, incluyendo materiales y proceso constructivo; comparando un escenario base (edificio con la certificación) y otros que consideraron posibilidades de mejoras. 

Además, se realizó la evaluación de diferentes herramientas de cuantificación y metodologías internacionales, optando por RICS del Reino Unido.

El estudio se encuentra disponible en nuestro sitio web.

Con este trabajo vamos avanzando en generar la información base para poder incorporar a las futuras versiones de CES los criterios de Net 0 carbono y energía.

  • Versión CES edificios existentes. 

Este objetivo surgió a raíz de la necesidad de contar con una herramienta específica que nos permitiera incluir a los edificios existentes en la Certificación.

Esta versión presenta un enfoque diferente a la versión tradicional de CES, ya que se asocia a la mejora en el comportamiento del edificio, tomando como línea base, su propio desempeño. De esta manera, se levanta el comportamiento real y sobre ese nivel se certifica un porcentaje de mejora de al menos 20%.

Actualmente, tenemos disponible la versión preliminar y nos encontramos en etapa de realizar pilotos con el sistema para poder calibrar por lo que los invitamos a inscribir pilotos para la versión de edificios existentes.

  • Actualización de la herramienta CES 1.1. 

Esta versión incorpora: 

  • Una mayor exigencia para la envolvente del edificio. 
  • Se divide con mayor detalle las zonas climáticas.
  • Se incorpora el cálculo de la huella de carbono en la operación del edificio.
  • Se reorientan los requerimientos asociados a energía y agua incorporada, pasando a DAP para todo tipo de materiales o productos.
  • Se incorpora la categoría de Innovación.

La herramienta comenzará a funcionar:

  • A partir del 1 de noviembre de 2022. Donde se habilitará la versión para la inscripción de proyectos de manera voluntaria.
  • Durante el periodo entre el 1 de octubre al 31 de diciembre de 2022 se podrá elegir la versión a utilizar al inscribir el proyecto. 
  • Desde el 1 de enero de 2023 será obligatorio el uso de la versión 1.1.

Sumado al convenio mencionado, el año pasado comenzamos un trabajo conjunto con la Dirección de Aeropuertos del MOP para el desarrollo de la versión CES Aeropuertos. En una primera versión, esta considera los edificios terminales de pasajeros y en la segunda, una ampliación a todo el recinto aeroportuario.

En el trabajo para la primera versión, se calibrarán los requerimientos de consumo de energía, uso eficiente de agua y acondicionamiento acústico, y se ampliará la mirada a temas nuevos dentro del sistema de certificación como: Huella de carbono en el ciclo completo de la edificación, economía circular, y Elementos asociados a innovación que incluyen electromovilidad, uso de hidrógeno verde para vehículos de transporte interno, parámetros de impacto social e infraestructura verde y azul.

Al contemplar todo el camino avanzado desde el año 2015 en que CES entra en operación, nos llena de orgullo contar hoy con más de 500 proyectos trabajando con CES, de los cuales 90 ya se encuentran certificados y más de 200 precertificados, registrándose un constante aumento de proyectos.

CES además de ser un reconocimiento al esfuerzo y logro obtenido por cada equipo en cada proyecto, es una certificación que acredita el aporte a mejorar la calidad de vida de las personas en sus ambientes de trabajo, atención, servicios, deporte, esparcimiento y estudio, donde pasan gran parte del día, impactando positivamente en nuestra sociedad. 

CES reconoce el compromiso de la DA-MOP con la sustentabilidad

Desde los inicios de CES, la DA del Ministerio de Obras Públicas se ha alineado con sus objetivos. Sólo este año, fue mandante de cuatro de los edificios ganadores del Premio CES: el Hospital de Curicó; la Prefectura Aconcagua y Segunda Comisaría de San Felipe; la Fiscalía de Pucón, y el cuartel de Bomberos Segunda Faja de Villarrica.

Paola Molina, presidenta de CES, y Juan Andrés Herrera, subsecretario de Obras Públicas.

La presidenta de CES, Paola Molina, entregó el galardón del Premio CES 2022, a José Andrés Herrera, subsecretario del Ministerio de Obras Públicas, que el día de la ceremonia llegó a recibirlo en su calidad de ministro (s) de la cartera. Junto con agradecer la distinción, la autoridad destacó el trabajo de CES y cómo éste se relaciona con los nuevos tiempos.

“Yo vengo de la minería, fui gerente de proyectos mineros y otros más. Estuve mucho tiempo en obras y recuerdo cuando al principio entrábamos en estos temas, hace 20 años, 15 años, donde todavía, pese a la importancia que tenían los temas medioambientales y de sustentabilidad, había una resistencia por parte de los actores mineros a incorporarlos. Hoy día ya, eso es un desde”, asegura Herrera.

Además, la autoridad valoró -como fortaleza importante- el trabajo en equipo a la hora de conseguir resultados óptimos en la industria. “Ninguna de estas obras la ha hecho una sola persona y es claro que no se pueden hacer estas cosas sin trabajo en equipo; muchas disciplinas, muchos actores públicos, privados y otros más están permanentemente participando para tomar buenas decisiones y sacar adelante un proyecto como este”, resaltó.

Junto con esto, José Andrés Herrera, se refirió a los desafíos que plantea el cambio climático. “Creo que no hay nadie que haya intervenido acá, que no haya reconocido la importancia de considerar el cambio climático como un fenómeno estructural que nos está afectando a todos y todas. Las estrategias -como ustedes saben- que estamos usando, tienen que ver con mitigación y adaptación. Yo creo que debemos avanzar a hacer una cosa mucho más ambiciosa y desafiante que es la estrategia de transformación, no solo de la infraestructura, sino que, de la mano de ella, nuestras prácticas sociales”, aseguró.

Finalmente, el representante de la DA MOP quiso resaltar la labor de los funcionarios de la repartición. “Por cierto, quisiera recibir con mucho gusto, entusiasmo y emoción este reconocimiento que se le hace a la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. Me tocó recibirlo, pero la verdad es que quien lo merece es cada una y cada uno de los funcionarios y funcionarias del Ministerio de Obras Públicas que trabaja en la Dirección de Arquitectura. Ellos son los que finalmente movilizan las decisiones, los recursos, la energía, las horas extras y el sobretiempo. Ellas son las responsables de que estas cosas se materialicen”, afirmó.

El legado patrimonial del arquitecto Teodoro Fernández

La remodelación de la Estación Mapocho, el Parque Inés de Suárez y el Parque Bicentenario son algunas de las obras por las que el arquitecto pasará a la historia. Uno de sus últimos proyectos es el Centro de Visitantes que Minera Los Pelambres construirá en el norte de Chile, cuyo diseño fue reconocido con el Premio CES.

 Construir ha sido siempre la pasión de Teodoro Fernández, Premio Nacional de Arquitectura 2014 y arquitecto del proyecto Centro de Visitantes del Santuario Cerro Santa Inés, que fue reconocido con el Premio CES 2022. En su infancia, el académico de la Escuela de Arquitectura de la UC, jugaba con su hermano gemelo –que hoy es ingeniero- a construir con barro, a poner un palo sobre otro y, por eso, siempre supo que sería arquitecto.

Centro de visitantes Santuario Santa Inés.

“Hice carrera entre los años sesenta y setenta, cuando se suponía que la vivienda era como una cosa del arquitecto y comenzaba a despertarse el interés por la ciudad y el urbanismo. Al terminar la escuela, me fui a estudiar a España, donde comencé a ver las plazas, las calles, el espacio público, el paisaje y lo verde como un fenómeno ligado al diseño”, recuerda Teodoro Fernández.

Según el arquitecto, una de las mejores maneras de “privatizar” el espacio público es poner un automóvil en él, porque un auto ocupa muchos metros cuadrados y echa a perder el aire. Por eso, siempre se ha preocupado de conjugar armónicamente el diseño con la normativa y el entorno.

Así lo hizo cuando trabajó junto a Montserrat Palmer, Ramón López, Rodrigo Pérez de Arce y otros especialistas en la remodelación de la Estación Mapocho a fines de los ochenta al enfrentar el desafío de resguardar la estructura original del edificio. “Pensamos en transformarlo en un bien cultural. Éramos amigos, compañeros de curso, que habíamos estado fuera, todos veníamos llegando y nos ganamos el concurso”, explica.

Había que restaurar la estación, ponerla en valor y teníamos que llamar la atención con muy buenos dibujos, una maqueta de yeso y la propuesta de cerrar la nave. “En la Estación Mapocho eran dos sistemas constructivos. Uno era totalmente artesanal; local, de albañilería; muy rígido, donde pones un ladrillo arriba de otro y con un terremoto se cae, porque tiene tanta rigidez que no resiste. El otro era la gran nave de acero con la última tecnología de Europa, que se mandó a hacer con planos y medidas. Sin embargo, llega esa nave a Chile y o el edificio era más chico o la nave era más grande, pero el caso es que calzaban raspando”, recuerda sobre el proyecto entregado en 1994.

Asimismo, Teodoro Fernández, es reconocido por su trabajo en el Parque Inés de Suárez en Providencia, una muestra más de su interés por el espacio público. Al igual que el intendente Benjamín Vicuña Mackenna, en el siglo XIX, el arquitecto que hoy forma a quienes serán sus pares en el futuro, ha dejado un legado importante en áreas verdes.

“Esta es la oportunidad de que los arquitectos nos hagamos cargo de los espacios públicos”, pensó cuando decidió ser parte del concurso que buscaba mejorar el parque ubicado en la intersección de Antonio Varas y Francisco Bilbao. “No podía quedar solamente en manos de los jardineros y de los agrónomos, Había que generar bienestar social, como hicimos al desarrollar lugares para hacer deporte y pasear”, comenta el arquitecto.

Parque Bicentenario

Luego, vino el concurso para diseñar el Parque Bicentenario, cuya primera etapa se entregó en 2007. “Para mí fue la oportunidad de construir lo que en el imaginario de cualquier ciudadano puede ser la mejor parte de la ciudad. Un lugar donde te puedes reunir gratuitamente, donde vas sin que te inviten y puedes gozar un poco del lugar”, explica Teodoro Fernández.

En su opinión, el Parque Bicentenario estaba hecho y lo que hizo junto a su equipo fue más bien “ponerle nombre”. “Desde el parque se ve la cordillera, el Manquehue hacia el norte y la ciudad hacia el sur. El paisaje creo que es aquello que vemos a cierta distancia y a cierta distancia se forma una visión que tiene un ideal.  Ves al sur y está la ciudad, ves al norte y se ve el Manquehue, no se ve ni una construcción y eso es muy bonito”, detalla.

 Gracias a su visión, el principal pulmón verde de Vitacura se ha convertido en un destino obligado para deportistas, familias, grupos de amigos y otros públicos que buscan conectarse con la naturaleza. Y es que esta espacio público no solo destaca por sus dos lagunas artificiales que nos maravillan con sus cisnes y peces, sino también por sus miles de especies de flora, muchas de ellas endémicas, como peumos, aromos y espinos que sirven de refugio a las aves que se posan sobre sus ramas.

La restauración del Parque Quinta Normal (2011) y el Edificio Moneda Bicentenario (2014) son otras de las obras emblemáticas de Teodoro Fernández, cuya obra fue reconocida en 2014 con el Premio Nacional de Arquitectura. Además, entre otros reconocimientos, obtuvo el Premio Internacional Reina Sofía de Patrimonio Cultural por su trabajo en el Centro Cultural Estación Mapocho (2008) y fue nombrado Miembro de Honor del American Institute of Architects de Estados Unidos (2016).

El homenaje de CES a los profesionales que persiguen la construcción sustentable

Certificación Edificio Sustentable no sólo reconoce a la sustentabilidad de los edificios de uso público, sino también a quienes contribuyen al desarrollo sustentable de la industria. Carlos Bascou y Guillermo Hevia obtuvieron el Premio CES 2022.

Como cada año, el Consejo Directivo, el equipo CES y todos los invitados a la ceremonia del Premio CES 2022 celebraron a quienes fueron reconocidos como profesionales destacados por su aporte a la construcción sostenible en Chile. La distinción, según Paola Molina, presidenta de certificación CES, se ha transformado en un referente de valoración entre los actores de la industria que día a día motivan a trabajar en la construcción de proyectos eficientes y amigables con el entorno.

“Esto se enmarca en un trabajo conjunto, de varios años, gestado y desarrollado en el Instituto de la Construcción, junto al Ministerio de Obras Públicas, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) y el Colegio de Arquitectos de Chile, a los que se suman -desde hace algún tiempo- el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, el Ministerio de Energía y el Ministerio del Medio Ambiente”, resaltó la presidenta de CES en la ceremonia del Premio CES 2022, que no sólo reconoce a los edificios de uso público que destacan por los atributos que la certificación promueve sino también la trayectoria de profesionales que aportan al desarrollo sostenible del sector.

En esta oportunidad, el director del Instituto de la Construcción (IC), Carlos Bascou, y el arquitecto Guillermo Hevia, fueron reconocidos con el Premio CES, en la categoría “Profesionales Destacados”. El primero, empresario y dirigente gremial del rubro inmobiliario y de la construcción, ha sido un férreo impulsor de la productividad, la innovación y la construcción sustentable.

Constructor Civil de la Pontificia Universidad Católica de Chile y socio principal de Bascou Constructora e Inmobiliaria, desde 2014, es parte del directorio del IC y consejero nacional de la Cámara Chilena de la Construcción. Además, a la fecha, es director del Comité Directivo de CES y acaba de ser nombrado director del sistema de gestión Prorep.

“No puedo dejar de agradecer la oportunidad de haber sido parte del Comité Directivo de Certificación, agradecer a las instituciones que lo impulsaron desde sus orígenes. La certificación de edificios sustentables hoy día es un imprescindible en lo que es el sector construcción”, afirmó Bascou al recibir el premio.

En tanto, Guillermo Hevia, reconocido por su aporte temprano a la sustentabilidad es arquitecto de la Universidad de Chile y socio -desde 1983- de la oficina Guillermo Hevia Arquitectos, que procura el diseño arquitectónico bioclimático en cada proyecto.

En el área industrial de servicios corporativos y arquitectura sustentable, Hevia ha sido pionero en soluciones para grandes complejos y sus obras han sido reconocidas tanto en Chile como en el extranjero. “Estoy muy sorprendido por este reconocimiento. Hace más de 30 años, cuando empecé a hacer proyectos en el área agroindustrial, fue muy importante para mí lograrlos, pero era difícil porque hay que remar siempre frente a la corriente aquí en Chile. Hoy los empresarios, posiblemente, sí están detrás de estas estrategias, pero cuando uno hablaba estos temas era considerado un loco”, recordó el arquitecto.

De hecho, el especialista en arquitectura bioclimática reconoció que empezar a romper paradigmas no es fácil. “Las primeras veces en que uno tocó el tema -yo puntualmente- escuchaba que no se podía gastar, pero, lo que cambié fue el concepto: en vez de hablar de gasto, yo decía que hablaran de inversión. De esa manera uno podía ir aunando criterios y sumando esfuerzos”, agregó. 

Premio CES 2022

CATEGORÍA EDIFICIO CERTIFICADO

Primer lugar Versión Hospitales

Hospital de Curicó
Mandante: Ministerio de Salud – Servicio Salud del Maule 
Unidad técnica: Dirección Regional de Arquitectura del MOP Región del Maule
Arquitecto: Carvajal Casariego + Riesco Rivera
Asesor: B-Green 
Entidad Evaluadora: WSP
Constructora: OHLA
Ubicación: Curicó, Región del Maule

Hospital de Curicó.

El edificio cuenta con más de 108.000 metros cuadrados de superficie construida total y obtuvo el mayor puntaje (74,5/100 puntos) durante el año 2021, en este caso con la versión CES Hospitales, en un proceso de certificación, alcanzando el nivel de Certificación Sobresaliente.

Destaca una envolvente y estrategias de diseño pasivo capaz de soportar los requerimientos climáticos del lugar y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • Una importante reducción de las demandas de energía para climatización e iluminación, superior al 29%.
  • Una gran reducción de los consumos de energía de un 36%
  • Una reducción de la evapotranspiración del paisajismo, alcanzando el 26%
  • Una enorme disminución del consumo de agua potable para consumo humano del 56% y de 72% para riego.

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en las categorías de consumo de energía y de gestión, tanto del proceso de diseño como el de construcción. Adicionalmente, este edificio ha optado al sello plus operación para la etapa de uso.

Primer lugar

Mandante: Carabineros de Chile
Unidad técnica: Dirección Regional de Arquitectura del MOP Región de Valparaíso
Arquitecto: Valle Cornejo Arquitectos 
Asesor: María Luisa del Campo
Entidad Evaluadora: IDIEM
Constructora: Constructora B+V
Ubicación: San Felipe, Región de Valparaíso


Prefectura Aconcagua y 2da Comisaría de San Felipe.

El edificio cuenta con más de 2.500 metros cuadrados de superficie construida total y obtuvo el mayor puntaje (74,5/100 puntos) durante el año 2021 en un proceso de certificación, alcanzando el nivel de Certificación Sobresaliente.

Destacan las estrategias de diseño pasivo y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • El aumento significativo del confort térmico pasivo, con casi un 50% de reducción de horas de disconfort.
  • Una importante reducción de las demandas de energía para climatización e iluminación, superior al 41%.
  • Una enorme reducción de los consumos de energía superior al 48%.
  • Una gran disminución del consumo de agua potable para consumo humano superior al 41%

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en los requerimientos indicados anteriormente.

Segundo lugar

Oficinas Administrativas Central Hidroeléctrica Colbún
Mandante: Colbún
Arquitecto: Borghero Burdiles Arquitectos SpA. (hoy Gestiona Corp. Arquitectura – Ingeniería – Medio Ambiente)
Asesor: John Fookes
Entidad Evaluadora: Efizity
Constructora: ODR Ltda.
Ubicación: Colbún, Región del Maule

El edificio cuenta con casi 2.000 metros cuadrados de superficie construida total, obtuvo el segundo mayor puntaje (72/100 puntos) durante el año 2021 en un proceso de certificación, alcanzando el nivel de Certificación Destacada.

Destacan las estrategias de diseño pasivo y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • El aumento del confort térmico pasivo, con casi un 16% de reducción de horas de disconfort.
  • Una importante reducción de las demandas de energía para climatización e iluminación, superior al 46%.
  • Una gran reducción de los consumos de energía del 30%.
  • Una gran disminución del consumo de agua potable para consumo humano superior al 40%.

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en la categoría de Gestión del proceso de diseño y en los requerimientos de consumo de energía.

Tercer lugar

Fiscalía de Pucón 
Mandante: Ministerio Público
Unidad técnica: Dirección Regional de Arquitectura del MOP Región de La Araucanía
Arquitecto: Prado Arquitectos
Asesor: Francisco Pizarro (Diseño) y Wladimir Bugueño Callejas (Construcción)
Entidad Evaluadora: 88 Limitada
Constructora: Constructora Alma Polis
Ubicación: Pucón, Región de La Araucanía

Fiscalía de Pucón.

El edificio cuenta con aproximadamente 440 metros cuadrados de superficie construida total y obtuvo el tercer mayor puntaje (71/100 puntos) durante el año 2020 en un proceso de certificación, alcanzando el nivel de Certificación Destacada.

Destacan las estrategias de diseño pasivo y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • El importante aumento del confort térmico pasivo, con un 38% de reducción de horas de disconfort 
  • Una gran reducción de las demandas de energía para climatización e iluminación del 41%.
  • Una gran disminución del consumo de agua potable para consumo humano superior al 67%

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en la categoría de Gestión del proceso de diseño.

CATEGORÍA PROYECTO PRECERTIFICADO

Primer lugar

Construcción Cuartel de Bomberos, Segunda Faja, Villarrica
Mandante: Gobierno Regional de La Araucanía 
Unidad técnica: Dirección Regional de Arquitectura del MOP Región de La Araucanía
Arquitecto: Arqlofts
Asesor: Tatiana Vidal
Entidad Evaluadora: 88 Limitada
Ubicación: Villarrica, Región de la Araucanía

Cuartel de Bomberos, Segunda Faja, Villarrica.

El proyecto cuenta con aproximadamente 590 metros cuadrados de superficie construida total y es el proyecto que obtuvo el mayor puntaje (83 puntos), empatando con el proyecto anterior, durante el año 2021 en un proceso de precertificación.

Destacan, en términos de sustentabilidad, una envolvente y diseño pasivo capaz de soportar los requerimientos climáticos del lugar, y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • El aumento significativo del confort térmico pasivo, con un 16% de reducción de horas de disconfort. 
  • Una importante reducción de las demandas de energía para calefacción e iluminación, superior al 40%.
  • Una importante reducción de los consumos de energía para calefacción e iluminación, superior al 44%.
  • Una gran reducción de consumo de agua, superior al 60%.

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en la categoría de Gestión del proceso de diseño y en los requerimientos de demanda y consumo de energía.

Primer lugar

Pabellón Docente Campus lsla Teja
Mandante: Universidad Austral de Chile
Unidad técnica: Dirección de Infraestructura Universidad Austral
Arquitecto: Dirección de Infraestructura Universidad Austral
Asesor: Mauricio Ramírez
Entidad Evaluadora: Efizity
Ubicación: Valdivia, Región de Los Ríos

Este año hemos tenido un empate en el primer lugar de proyectos precertificados, comenzaremos premiando al Pabellón Docente Campus Isla Teja UACh. 

El edificio cuenta con aproximadamente 2.600 metros cuadrados de superficie construida total y obtuvo el mayor puntaje (83/100 puntos) durante el año 2021 en un proceso de precertificación

Destacan, en términos de sustentabilidad las estrategias de diseño pasivo y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía, lo que se traduce en: 

  • El aumento significativo del confort térmico pasivo, superior al 26% de reducción de horas de disconfort. 
  • Una significativa reducción de las demandas de energía para calefacción e iluminación, de aproximadamente 28%.
  • Una importante reducción de los consumos de energía para calefacción e iluminación, superior al 44%.
  • Una importante reducción de consumo de agua, superior al 40%.

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en los requerimientos de confort térmico pasivo, demanda y consumo de energía.

Tercer lugar

Centro de visitantes Santuario Santa Inés 
Mandante: Minera Los Pelambres
Arquitecto: Teodoro Fernández Arquitectos
Asesor: Álvaro Urrutia WSP
Entidad Evaluadora: 88 Limitada
Ubicación: Los Vilos, Región de Coquimbo

El edificio cuenta con aproximadamente 580 metros cuadrados de superficie construida total y obtuvo el tercer mayor puntaje (79,5/100 puntos) durante el año 2021 en un proceso de precertificación.

Destacan, en términos de sustentabilidad, una envolvente y diseño pasivo capaz de soportar los requerimientos climáticos del lugar, y la incorporación de diseño y equipamiento eficiente de los sistemas que consumen energía y agua, lo que se traduce en: 

  • Un importante aumento del confort térmico pasivo, superior al 36% de reducción de horas de disconfort. 
  • Una significativa reducción de las demandas de energía para calefacción e iluminación, de aproximadamente 39%.
  • Una enorme reducción de los consumos de energía para calefacción e iluminación, superior al 86% el que incluye la incorporación de un sistema de generación de energía fotovoltaico. 
  • Una importante reducción de la evapotranspiración del proyecto de paisajismo, superior al 60% y del consumo de agua superior al 50%.

El diseño de este edificio le permitió obtener el puntaje máximo en los requerimientos de confort térmico pasivo, demanda de energía, consumo de energía y consumo de agua potable.

PROFESIONAL DESTACADO CES

Carlos Bascou Bentjerodt

Carlos Bascou es empresario y dirigente gremial en el rubro inmobiliario y de la construcción. Se ha destacado en los ámbitos de Productividad, Innovación y Construcción Sustentable. 

Es constructor civil de la Pontificia Universidad Católica de Chile y cuenta con un Diploma in Built Environment: Construction Economics and Management de la University College London.

Desde 2022, es presidente y socio principal de Basco Constructora e Inmobiliaria. Su carrera se ha destacado por su participación en la actividad gremial, y en la colaboración para el fomento de la construcción sustentable.

Fue director de la Agencia de Sostenibilidad Energética. Desde 2017 es Chairman Construction 5.0 de la Confederation of International Contractors’ Associations (CICA). Desde 2014, es director del Instituto de la Construcción y consejero nacional de la Cámara Chilena de la Construcción.

Recientemente, fue nombrado director del Sistema de Gestión PROREP de Envases y Embalajes no domiciliarios para Chile; y desde 2014 a la fecha es director del Comité Directivo de Certificación Edificio Sustentable (CES).

En el ámbito personal, tiene 3 hijos y como Himalayista, lideró el 1° ascenso chileno y sudamericano al Makalu, que con 8.463 m es la quinta montaña más alta del mundo.

PROFESIONAL DESTACADO CES

Guillermo Hevia Hernández

Guillermo Hevia es arquitecto de la Universidad de Chile, titulado con distinción en 1976 y cuenta con un diplomado en Arquitectura Sustentable de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Desde 1983, es socio de la oficina  Guillermo Hevia Arquitectos SpA, GH+A, orientada al diseño arquitectónico en diversas áreas y en desarrollo de arquitectura Bioclimática, realizando proyectos en Chile y el extranjero.

En el área Industrial, de Servicios, Corporativa y Arquitectura Sustentable, ha sido pionero en soluciones para grandes complejos y ejemplos individuales, por los que ha obtenido reconocimientos y premios a nivel nacional e internacional.

La oficina GH+A investiga y desarrolla nuevos diseños constructivos y de arquitectura sustentable, que incorporan Tecnologías BIOCLIMÁTICAS (geotérmica, eólicas), ahorro de energías y protección del Medio Ambiente. En estos temas ha sido pionera a nivel nacional y ha logrado exitosos resultados, que son materia de estudio y análisis a nivel académico y profesional. Proyectos recientes han sido seleccionados para destacadas publicaciones en Chile, América y Europa, obteniendo premios y reconocimientos.

Asimismo, es Socio Fundador de BIOTECH Chile Consultores Ltda.

En 2005, recibió el PREMIO “FERMÍN VIVACETA” del Colegio de Arquitectos de Chile, 

Otros de sus reconocimientos han sido: 

Primer Premio “Mejor Obra del año 2007” Plataforma Arquitectura Proyecto Bioclimático: Cristalerías de Chile S.A.

Premio XVI Bienal Arquitectura 2008 Proyecto Bioclimático Cristalchile Llay-Llay, V Región.

CAROZZI, “Building of The Year 2015”, Cat. Arq. Industrial, Archdaily Proyecto Bioclimático Centro de Producción e Investigación de Alimentos Carozzi.

RECONOCIMIENTO DIRECCIÓN DE ARQUITECTURA MOP

Desde los inicios de CES, la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas se ha alineado con los objetivos de la certificación. Sólo en 2022, fue Unidad Técnica de cuatro de los edificios ganadores del Premio CES: el Hospital de Curicó; la Prefectura Aconcagua y Segunda Comisaría de San Felipe; la Fiscalía de Pucón, y el Cuartel de Bomberos Segunda Faja de Villarrica.

La presidenta de CES, Paola Molina, entregó el galardón del Premio CES 2022, a José Andrés Herrera, subsecretario del Ministerio de Obras Públicas, que el día de la ceremonia llegó a recibirlo en su calidad de ministro (s) de la cartera. Junto con agradecer la distinción, la autoridad destacó el trabajo de CES y cómo éste se relaciona con los nuevos tiempos.

La autoridad valoró -como fortaleza importante- el trabajo en equipo a la hora de conseguir resultados óptimos en la industria. “Ninguna de estas obras la ha hecho una sola persona y es claro que no se pueden hacer estas cosas sin trabajo en equipo; muchas disciplinas, muchos actores públicos, privados y otros más están permanentemente participando para tomar buenas decisiones y sacar adelante un proyecto como este”, resaltó.

Junto con esto, José Andrés Herrera, se refirió a los desafíos que plantea el cambio climático. “Creo que no hay nadie que haya intervenido acá, que no haya reconocido la importancia de considerar el cambio climático como un fenómeno estructural que nos está afectando a todos y todas. Las estrategias -como ustedes saben- que estamos usando, tienen que ver con mitigación y adaptación. Yo creo que debemos avanzar a hacer una cosa mucho más ambiciosa y desafiante que es la estrategia de transformación, no solo de la infraestructura, sino que, de la mano de ella, nuestras prácticas sociales”, aseguró.