Noticias

Los avances en materia

La sustentabilidad es hoy una exigencia que ha adquirido un lugar de relevancia. Tanto los clientes como las empresas inmobiliarias buscan que el proyecto en cuestión cumpla con las características de protección al medio ambiente y de ahorro energético que hoy la sociedad demanda. Conozca más sobre las innovaciones que se han implementado en nuestro país.
CES 1503La preocupación por el desarrollo sustentable es un factor que gana terreno al momento de comprar o arrendar una propiedad. En particular, en el segmento de las oficinas se observa una tendencia en el diseño y lo funcional para transitar hacia una construcción eficiente energéticamente.

De acuerdo a Andrés Sierra, arquitecto, magíster en Arquitectura y docente de la misma carrera en la Pontificia Universidad Católica de Chile, la mayoría de los nuevos edificios de oficinas en Chile se han construido con fachadas acristaladas.

Este tipo de construcción es originaria de climas como los de norte de Europa o Norteamérica, siendo útiles para captar la energía del sol y mejorar su confort térmico. En el caso del clima como el de la ciudad de Santiago, se traduce en altos niveles de radiación solar y, por lo tanto, altas temperaturas en verano que, a la vez, hace que se requieran equipos cada vez más potentes para lograr un confort interior, traduciéndose en un aumento en el consumo de energía eléctrica.

En este sentido, se ha avanzado en los diferentes equipos de climatización y la gestión de estos, sino que también, en el diseño de las fachadas de oficinas con "permeabilidades" diferentes según su orientación y en el uso de protecciones solares exteriores, que evitan el paso de los rayos solares en verano, a través de los cristales.

En este último punto, dentro de las protecciones solares exteriores, se distinguen celosías, dobles fachadas o "fachadas variables", en diferentes materiales y apariencias que se han constituido como elementos de control solar. "Específicamente, el ejemplo de las fachadas variables, con una menor complejidad en sus mecanismos, pero mayor adaptabilidad en su geometría, logran una buena respuesta frente a factores medioambientales en los hórarios que el edificio de oficina debe estar operativo, que por lo general es dentro de los horarios más exigentes del verano", dice Sierra, quien conoce de cerca el mercado de las oficinas, ya que fue el creador de la oficina Toromiro.

Certificaciones y perspectivas

Existen diferentes sellos para la evaluación, calificación y certificación del comportamiento de los edificios. A nivel internacional, son conocidas las certificaciones LEED (Leadership in Energy & Environmental Design), del US Green Building Council. También está el BREEAM Building Research Establishment Environmental Assessment Methodology, del Building Research Establishment (BRE). A nivel nacional, existe la Certificación Edificio Sustentable (CES), de uso público en Chile.

"A nivel global, los edificios son el mayor consumidor de energía, siendo un gran porcentaje del recurso energético destinado a climatización. Si consideramos, además, que en el caso de Chile la mayoría de nuestras fuentes de energía aún provienen de fuentes no renovables, que gran parte de esta energía aún es importada y además, que en invierno tenemos muchísimas comunas con altos niveles de material particulado, queda clara la importancia y urgencia de este tema. Además, el alza de los costos de la energía, así como una mayor conciencia del cuidado del medio ambiente, hace urgente una eficiente climatización de los edificios de oficina, en especial en Santiago durante el verano", enfatiza Sierra.

Certificaciones del comportamiento de los edificios en Chile son las que se aplican actualmente.

Tendencias y recomendaciones

Una materia de preocupación es la climatización al interior de las oficinas. Conozca adicionalmente algunas recomendaciones en materia de eficiencia.

Según David Cabieles, arquitecto de la línea de Edificación de la Agencia de Sostenibilidad Energética (AgenciaSE), actualmente el mercado ofrece diferentes soluciones de control solar pasivo desde la envolvente de los edificios, a fin de reducir la radiación directa y mejorar las condiciones de confort tanto térmico como lumínico de los usuarios. "Los edificios de oficina en Santiago han representado un mayor consumo de energía asociado a refrigeración. El sobre-calentamiento es una problemática generada desde la concepción del mismo edificio, debido a la gran cantidad de superficie acristalada, lo que ha impulsado al mercado a entregar soluciones que mitiguen estas condiciones", dice Cabieles.

Algunas recomendaciones para hacer un uso eficiente de la energía en las oficinas son ventilar tos recintos en las horas de la noche, lo que es una medida pasiva muy efectiva en las épocas de verano. También permitir el paso de aire frío en las primeras horas del día gracias a la oscilación térmicas de los edificios, lo que se traduce en un menor consumo de energía en refrigeración. Adicionalmente, para las épocas de invierno el doble vidriado hermético y el aislante térmico en muros son medidas que los desarrolladores deben incluir en los proyectos.

Fuente: La Tercera