Columnas

CES, una herramienta para los nuevos liderazgos

Por Mauricio Ramírez, arquitecto, asesor y evaluador CES 88 Limitada
Columna Mauricio Ramirez interiorLuego de muchos años en que la eficiencia energética y la construcción sustentable eran sólo temas de debate, investigación y desarrollo en circuitos académicos o instituciones especializadas en políticas públicas, vemos como ahora eso se ha traspasado al ámbito gubernamental y también, lenta pero sostenidamente, al ámbito privado. Y es que hoy podemos decir que las ventajas, beneficios y potencial que los edificios sustentables tienen para mejorar la calidad de vida se han permeado a toda la sociedad, transformándose en un concepto de dominio público.

En tal sentido y en relación a la Certificación Edificio Sustentable, nuestra experiencia como Entidad Evaluadora de más de veinte proyectos a la fecha (escuelas, comisarías, municipalidades y centros deportivos entre otros) nos permite destacar las siguientes características de nuestro instrumento nacional de certificación de edificios, nacido de la alianza entre el mundo público, privado y la academia:

  • Contar con un entorno construido más sustentable, con edificios con mayor calidad ambiental interior y más eficientes en el uso de la energía, beneficiando directamente a sus usuarios y propietarios.
  • Una mayor sofisticación científica y tecnológica de las edificaciones, basada en conocimiento local y global adaptado y ponderado a la realidad climática, tecnológica y cultural de nuestro país.
  • Proyectos más completos y detallados, con mayor interacción y coherencia entre las especialidades que inciden en los parámetros de calidad ambiental interior y eficiencia energética.
  • Incorporación de indicadores de desempeño previsto, que enlazado a la captura sistemática de datos durante el periodo de operación, nos aportará información nueva para perfeccionar el sistema pero también para entender mejor cómo funcionan nuestros edificios y, por supuesto, como los usuarios los habitan y utilizan.
  • Dimensiones nuevas para el concepto de calidad, complementarias –por ejemplo- a la seguridad sísmica y al correcto proceso de construcción, prioridades en las que se ha trabajado fuertemente en las últimas décadas y que tanto rédito nos ha dado local y globalmente.
  • Posibilidad de aplicación a muchos tipos de destino de uso, tamaño, monto de inversión, materialidad, ubicación geográfica y emplazamiento -sea urbano o rural- lo que se condice con toda la diversidad de infraestructura de uso público que tenemos en nuestro país.
Nuestro rol como Asesores se ha centrado en apoyar de forma integral a dos Direcciones de Infraestructura universitarias en el uso y aplicación de CES en sus proyectos de edificación. Sabemos, por investigaciones que hemos realizado, que en el hemisferio norte las instituciones universitarias han debido desarrollar sus propios protocolos y especificaciones para estandarizar sus plantas físicas, pues sus regulaciones nacionales de edificación en muchos casos sólo contemplan exigencias generales sobre temas de habitabilidad y eficiencia energética, tal y como sucede en nuestro país con la LGUC, OGUC y normas relacionadas. Sin embargo, la tendencia reciente es que un número no menor de prestigiosas universidades internacionales estén adoptando el modelo de certificación (por ejemplo LEED o BREEAM como un producto/servicio “ready-to-use” que les permite resolver dos cosas a la vez: por una parte tener estándares más robustos para el diseño, construcción y operación de su entorno construido y, por otra, validar frente a la comunidad nacional e internacional sus políticas institucionales y compromisos con la sustentabilidad y el cambio climático.

En el caso de la Universidad Austral de Chile, la CES está siendo aplicada como una herramienta de validación, profundización y continuidad del sello Campus Sustentable que consiguieron luego de la culminación de las tareas y compromisos ligados a un Acuerdo de Producción Limpia en el que participaron también otras universidades nacionales.Interior Columna

En el caso de la Universidad Católica del Maule, la CES ha sido seleccionada como una herramienta de validación pública del Plan Maestro Integral que está en etapa de implementación en el Campus San Miguel de Talca y que como metodología, inédita a nivel nacional, será replicada en sus campus de la ciudad de Curicó. El foco de este Plan Maestro Integral es hacerse cargo de todo el ciclo de vida de los edificios y el campus, integrando un Plan Regulador, un Plan de Crecimiento Sustentable y un Plan de Operaciones & Mantenimiento en un único instrumento rector del espacio físico.

Así, y de acuerdo a nuestra experiencia, creemos que CES ha llegado en el momento oportuno para validar políticas, conductas, acciones y liderazgos innovadores que día a día, afortunadamente, crecen en nuestro país.